El pasado 5 de noviembre, el Gobierno del Estado, los ayuntamientos de la zona metropolitana de Guadalajara y el Instituto de Transparencia e Información Pública, entregaron para uso libre y común de cualquier persona el sistema electrónico de solicitudes de información conocido como Infomex.

Infomex no es un sistema de correo electrónico, es algo más. Es un sistema que permite dar seguimiento y que siga cualquier persona su solicitud de información, y por esa vía reciba lo que solicita; además, es un sistema que al interior de la administración pública que lo usa le permite seguir y administrar las solicitudes y respuestas.
Mientras un correo electrónico es una herramienta personal y bidireccional, Infomex es abierto, pues administra información solicitada de manera abierta para cualquier persona, incluso aquella que no ha solicitado información.
Tratándose de una herramienta común para ejercer un derecho común, se propiciará que no haya distingos en el ejercicio del derecho a la información y así facilitarle a cualquier persona ejercer su derecho a saber, comunicar, informar.
Claro, no es la única herramienta ni hoy es la herramienta más accesible para todos. Habrá que trabajar paralelamente en reducir la brecha digital. Exponencialmente el universo de usuarios de Internet se ha incrementado en cinco años (se estima en 26.2 por ciento de personas el universo de usuarios de Internet; hace cinco años era de 15 por ciento).
Infomex no lo es todo. Es una herramienta, y buena. Habrá que hacerla accesible a todos, principalmente a la persona común, a los que no tienen acceso a una computadora con Internet.
Si el derecho a la información se reduce a Infomex en las condiciones actuales de accesibilidad a Internet, se estará propiciando y reforzando que el derecho a saber es para un grupo selecto de usuarios de información, para un grupo de ilustrados.
El respeto y garantía del derecho a la información no puede reducirse a una herramienta, pues de lo contrario el ejercicio del derecho se reduce a ella.

Habrá que insistir que en Jalisco el derecho a la información es una garantía con mayores alcances que el pregonado a escala nacional, sobre todo luego de la reciente adición al artículo 6° Constitucional, donde el derecho a la información se pretende reducir a sólo el acceso a ella.
Anuncios