Concluido el proceso de elección de consejeros del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco (IEPC), ahora la atención se centra en el Instituto de Transparencia e Información Pública (ITEI). A diferencia del primero, este sólo tiene que ver con la elección de un consejero presidente, pero con una agenda de reforma pendiente y la reestructuración del organismo desde su interior.

En el caso del IEPC observamos la ratificación del reparto de posiciones entre partidos políticos, excluyendo en ello a Movimiento Ciudadano. Esta situación, de continuar la lógica de repartición de posiciones y cuotas entre partidos políticos, podría solventarse para el equilibrio entre partidos dejándole a Movimiento Ciudadano la presidencia del ITEI. Veremos qué sucede, pues ya hemos observado que a escala nacional, en la lógica de partidos, la exclusión provoca efectos colaterales que se transfieren a la sociedad: la exclusión del PRD en el reparto del IFE para las elecciones de 2006, se transfirió en desligitimación del proceso electoral de entonces y con sobre carga de polarización social. Al IEPC que ahora se integró le corresponderá conducir el proceso electoral local de 2015.

La elección del próximo presidente del ITEI no es sólo una posición política. A diferencia de la elección de consejeros del IEPC, en el órgano de transparencia está en juego su recuperación social y ciudadana; su vocación originaria perdida e incluso vendida con el presidente que ahora concluye.

3 de junio de 2013
Anuncios