Cuenta Oficial de Twitter de Francisco Papa


Las redes sociales provocan un cambio en la Iglesia Católica. De marzo de 2009 a julio de 2013, la Iglesia ha experimentado y reconocido plataformas de comunicación y generación de nuevos vínculos. En cuatro años, entra en una nueva etapa que generará otros movimientos al interior:
1. El 10 de marzo de 2009, el Papa Benedicto XVI reconoció a través de una carta dirigida a los obispos del mundo, con ocasión de la excomunión que levantó a cuatro obispos consagrados por Marcel Lefebvre, que si hubieran seguido con atención las noticias a través de Internet sobre el antisemitismo de dichos prelados, otra hubiera sido la decisión (http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/letters/2009/documents/hf_ben-xvi_let_20090310_remissione-scomunica_sp.html).
2. La renuncia de Benedicto XVI como obispo de Roma y por ende como Papa, así como el seguimiento informativo a través de portales informativos y su movimiento en Twitter de lo que sucedía en las Congregaciones preparatorias de los cardenales para el cónclave que elegiría a Jorge Mario Bergoglio como sucesor en la Sede de San Pedro, permitió dar un seguimiento amplio, más que en otros cónclaves de los temas y agenda de la Iglesia Católica.
3. La personalidad y capacidad comunicativa de Francisco Papa (Bergoglio), lo colocan en muy poco tiempo, de marzo a julio, como el líder mundial más influyente a través de Twitter, y el segundo con más seguidores, de acuerdo al Estudio Twiplomacy 2013 (http://twiplomacy.com/twiplomacy-study-2013). El impacto de Francisco Papa, sorprende, como se observa en el Métrica deReputación elaborado con los primeros 100 twitts del Obispo de Roma (http://smreputationmetrics.wordpress.com/2013/07/28/los-100-primeros-tuits-de-papa-francisco-pontifex_es-analisis-de-impacto/).
Ingresar y moverse en las redes de Internet, tanto para personas, organizaciones e instituciones, es sencillamente moverse no en un mundo virtual, sino el reflejo y proyección de lo que sucede en la vida cotidiana (real frente a lo virtual o análogo frente a lo digital). Se podrán construir personalidades y percepciones intencionadas en las plataformas, vidas paralelas; pero si ellas no expresan la vida cotidiana y ordinaria, se caerán porque quedan sujetas al consumo y a la observación abierta.

Anuncios