Francisco Papa es más que actitudes humanas, cariñosas, cercanas, tiernas y palabras con profundo sentido pastoral, directo, que llena la plaza de san Pedro en sus audiencias, cautiva a extraños y acerca a los distanciados. Francisco ha comenzado a tocar el poder eclesiástico, pero sobre todo económico que rodeaba y corrompía a hombres del Vaticano, y quienes usaban al Vaticano.

Francisco Papa continuó, profundizó y ha operado lo que Benedicto XVI comenzó con someter a revisión el sistema financiero del Vaticano, y por ende las redes de poder internas y externas que se tejieron en torno a él con mecanismos de auditorías por parte de terceros, transparentando todo. Echó luz, y los demonios se están moviendo.
Los afectados con esta luz han comenzado a operar desde Estados Unidos, a través de grupos ideológicamente identificados como conservadores en lo moral, pero liberales en lo económico, y usan la plataforma que en años recientes es el escaparate aglutinador de los divergentes en ideologías, pero fuertemente unidos por el dinero (como las televisoras en México, compiten por la audiencia, pero cuando se trata del poder compartido, se unen para defender y defenderse. Es asunto de supervivencia).  Se trata del llamado Tea Party, en alianza con CNN de Ted Turner, de ultraconservadores vinculados política y operativamente con los Republicanos estadounidenses.
Francisco es ya para ellos y grupos similares en otras latitudes fuera de la Unión Americana una amenaza. Han tomado como pretexto su reciente Exhortación Apostólica Evangelli Gaudium (http://bit.ly/1a0RqUi ), donde plantea un no rotundo a la economía de la exclusión y la inequidad, pues mata, y sin rodeos sencillamente recuerda que la economía liberal, capitalista, con su teoría del “derrame” económico es una falacia demostrada. Y por ello lo llaman “comunista” y “marxista”.
Pero no está solo Francisco Papa. Organizaciones y movimientos sociales, algo no visto en la historia reciente de la Iglesia salieron en su apoyo, están con él. Ver el blog “Movimientos populares con Francisco”: http://bit.ly/19lpWIY .
¡Qué ironía! Los de “extraños” fueron los primeros en salir en apoyo a un Papa, y los de dentro, aún guardan silencio. ¿Dónde están los de adentro?
Fuente: Milenio Jalisco 30 de diciembre de  2013

Anuncios