En noviembre sólo habrá señal digital terrestre en Guadalajara y DF

El 2 de julio de 2004, el entonces secretario de Comunicaciones y Transportes, Pedro Cerisola y Weber, mediante acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación (ver http://goo.gl/sVlAIA), sancionó lo que dos días antes había firmado: México adoptó el estándar A/53 de ATSC, para la transmisión digital terrestre de radiodifusión de televisión (o Televisión Digital Terrestre -TDT-), y a partir de entonces, concesionarios y permisionarios dispusieron de un canal para su migración a señales digitales de manera simultánea a las análogas.

El acuerdo de referencia señala que desde el 20 de julio de 1999 se creó un Comité Consultivo de Tecnologías Digitales para estudiar los estándares de televisión digital disponibles: el norteamericano (A/53 de ATSC), el europeo (DBS) y el japonés (ISDB), cuando la “guerra de estándares” (comenzó en 1982), de empresas que los desarrollaban e impulsaban, o en pocas palabras se repartían el mercado en telecomunicaciones y radiodifusión teniendo como árbitro a la Unión Internacional de Telecomunicaciones, organismo de la ONU (www.itu.int).
México llegó a esta decisión con el antecedente de un Memorándum de Entendimiento con la Federal Communications Commission de EUA (2 de abril de 1997), para estudiar la “planificación de segundos canales de televisión digital” entre ambas fronteras; o sea, el acuerdo de 2004 fue la formalización de lo que se armó desde 1997.
El estándar de EU, adoptado por Canadá, Corea del Sur y México, privilegia la alta definición sobre multicasting (multiprogramación) y datacasting (multidatos), o sea, se decidió por más definición en imagen y sonido en detrimento de más canales con más información de ida y vuelta, interactividad comunicativa. Estos elementos, entre tanto, son privilegiados en los modelos japonés y europeo.
Y detrás de ello, no perdamos de vista, el negocio de producción de televisores (receptores), de equipos para la producción y transmisión de televisión, como Siemens, Nokia, RCA, Samsumg, Sony, etcétera, así como empresas productoras.
Ahora, que no vengan que con la nueva #LeyTelecom tendremos televisión de alta definición (digital), pues el asunto ya corría antes de la ley y no nos podríamos sustraer; más bien que expliquen por qué sustrajeron a la población de la definición del estándar, dejándolo sólo a quienes hacen y harán el negocio con esta migración tecnológica.
Fuente: Milenio Jalisco 25 de agosto de  2014

Anuncios