PORTADA LIBRO DEL AÑO UNIVA 2015-10003Con “Arquitectura social del virreinato en Guadalajara”, del presbítero Armando González Escoto, se completa una colección en nueve ejemplares de edificios eclesiásticos de la Guadalajara, que la Universidad del Valle de Atemajac (UNIVA) auspició como Libros del Año, más uno sobre “Historia breve la Iglesia de Guadalajara”, editados desde 2004.

En “Arquitectura social del virreinato en Guadalajara”, se recorre e ilustra la obra de asistencia social de la Iglesia católica, comenzando con los atrios, como “proyecto social”, el Colegio de San Juan de la Penitenciaría, hoy Palacio de Justicia del Estado de Jalisco, el Seminario Conciliar de San José, que actualmente alberga el Museo Regional, en contra esquina de la Catedral Basílica de Guadalajara.

Luego, se pasa al Colegio de San Diego, hoy escuela Manuel M. Diéguez, y finalmente las dos obas monumentales y sociales de su tiempo: el Real Hospital de San de San Miguel de Belén, hoy (Antiguo) Hospital Civil de Guadalajara, que ininterrumpidamente ha mantenido su vocación originaria impresa por el obispo Fray Antonio Alcalde y Barriga (1701-1792), y para lo cual tras colocar la primera piedra en 1787 invirtió en ello $265,169.00 de entonces, y para garantizar su conclusión, dejó otros $266,008.00. Además, para garantizar su sostenimiento, recuerda el González Escoto, director de Pensamiento Estratégico de la UNIVA, “lo dotó de más de cien casas de alquiler, gracias a lo cual la asistencia que se daba era gratuita”.

La segunda obra social más imponente es el Hospicio Cabañas (Casa de la Misericordia), actualmente Instituto Cultural Cabañas, obra del obispo Juan Cruz Ruiz de Cabañas y Crespo (1752-1824), que en seis años se hizo, para albergar a huérfanos y ancianos, proyectada por Manuel Tolsá y dirigida por José Gutiérrez, egresado de la academia de San Carlos, de la ciudad de México.

Dos obras, refirió González Escoto en la presentación de “Arquitectura social del virreinato en Guadalajara”, el pasado miércoles 18 de febrero en la UNIVA, contrastan en su inversión y majestuosidad teniendo el mismo fin de asistencia social.

Este Libro del Año se suma a obras como “La Iglesia de San Felipe Neri, joya del barroco tapatío”, “La Catedral de Guadalajara”, “Iglesias monásticas de la Guadalajara virreinal”, “Parroquias y capillas tapatías, 1542-1815”, entre otras.

Anuncios