OBISPOS MEXICANOS CEM
Obispos mexicanos, al fondo quienes fueran auxiliares de Guadalajara: Miguel Romano, Francisco González y Leopoldo González

México registra un déficit de obispos: cuatro diócesis vacantes, cuatro obispos que están a la espera de que Francisco Papa nombre sucesor, al menos dos obispos auxiliares por ser nombrados para Guadalajara, y otros dos obispos que antes de concluya 2015 cumplirán el límite de 75 años de edad para presentar la renuncia a su oficio.

Las vacantes: Gómez Palacio, Durango (20 de diciembre de 2014); Nuevo Laredo, Tamaulipas (1 de junio de 2015); Huejutla, Hidalgo (20 de junio de 2015); Autlán, Jalisco (25 de junio de 2015); los obispos que superaron el límite de edad y esperan que el Papa acepte su renuncia, y a la vez nombre un sucesor: Felipe Salazar Villagrana, San Juan de los Lagos, Jalisco (20 de septiembre de 2015); Felipe Arizmendi Esquivel, de San Cristóbal de las Casas, Chiapas (18 de junio de 2015); Rogelio Esquivel Medina, auxiliar de la Ciudad de México (18 de junio de 2015); Alberto Suárez Inda, de Morelia, Michoacán (30 de enero de 2014); y los dos obispos próximos a cumplir 75 años de edad, límite para presentar su renuncia: José Ulises Macías Salcedo, Hermosillo, Sonora (29 de octubre de 2015); Rafael Romo Muñoz, Tijuana, Baja California (22 de noviembre de 2015). Paralelamente, la arquidiócesis de Guadalajara, se quedó con un solo obispo auxiliar, Juan Humberto Gutiérrez Valencia, quien el próximo año cumplirá 75 años de edad (27 de junio).

La promoción de obispos recae en los propios obispos con el nuncio apostólico; pero tal parece que desde el Vaticano han puesto un freno. Francisco Papa tiene particular atención en el proceso de selección de nuevos obispos y el Consejo de Cardenales para la reforma de la Curia Vaticana analizar los requisitos y proceso de elección para nuevos purpurados.

En Guadalajara, la “presión” del presbiterio sobre su arzobispo Francisco Robles Ortega, para que tenga auxiliares no cesa, y las especulaciones pululan; a la par, los sacerdotes “bloquean” a candidatos que Robles Ortega promueve, como le sucedió a Norberto Rivera Carrera en la ciudad de México. Aun así, hay al menos una “carta fuerte” de Robles Ortega de entre el clero tapatío que se mantiene en la terna de candidatos y pronto, tras su regreso del Sínodo de la Familia en el Vaticano, habrá noticias. Pronóstico: “lloverán mitras” México, pero Guadalajara dejará de ser cuna del episcopado.

Anuncios