obisposLa visita de Francisco Papa a México, prevista del 12 al 20 de febrero de 2016, será un punto de inflexión para el Episcopado Mexicano. Será un encuentro Francisco-Obispos de continuidad al primero que tuvieron en mayo de 2014, durante su visita “Ad limina apostolorum, cuando Francisco Papa abordó públicamente ante los obispos temas como violencia-narcotráfico, migración, familia, consagrados y jóvenes; pero en privado, observando los efectos posteriores, la renovación caso por caso del episcopado.

Por la agenda-ruta preliminar que tendrá Francisco Papa (Ciudad de México, San Cristóbal de las Casas, Morelia y Ciudad Juárez), se prevé una continuidad de los temas tratados en mayo de 2014, aunque habría que añadirle uno inevitable: los pueblos indígenas.

Francisco Papa, por otra parte, ha mostrado una agenda geopolítica de “reconciliación” en temas nodales en distintos puntos del planeta. La visita a México no será la excepción: será transversal, previendo una reactivación del rol que juega México como bisagra entre América Latina y Estados Unidos, desde la frontera sur hasta la frontera norte, con temas de migración, narcotráfico y explotación humana.

Sin embargo, un tema poco visible, pero nodal, está en el perfil del Episcopado que se requiere para la “Agenda México”. En impasse, como se ha dicho en otras ocasiones, está la renovación natural (por obispos que llegan al límite de edad y algunos por renuncias anticipadas) del Episcopado Mexicano. A la fecha, Francisco Papa sólo ha recurrido a obispos en funciones para cubrir vacantes, y nuevos obispos están en escrutinio. Tres arzobispados tienen titulares que rebasaron el límite de edad: Morelia, Tijuana, Hermosillo; San Cristóbal de las Casas está en la misma, aunque tiene obispo coadjutor; San Juan de los Lagos espera sucesor, y como van las cosas, para el 8 de febrero de 2016, el arzobispo de  Oaxaca, por límite de edad, habrá presentado su dimisión.

Esto último inquieta a obispos, sobre todo a los “carreristas”, quienes ven un reacomodo cercano, y algunos miran a la “joya de la corona”: la Arquidiócesis de México, pues el 6 de junio de 2017 Norberto Rivera Carrera habrá llegado al límite de edad, y se abre su sucesión.

La agenda de actores políticos extra eclesiásticos será el aderezo, por más brincos que den y se tomen fotos o busquen las primeras filas.

Anuncios