SJRTV
Instalaciones del Sistema Jalisciense de Radio y TV. Imagen de Proyecto Diez

El Sistema Jalisciense de Radio y Televisión, reducido mercadológicamente a C7, es un bien público, es decir, de todos y todas. Administra cuatro canales de televisión digital terrestre. Dos destinados para contenidos producidos por el propio sistema: Noticias, Cultura; y dos más, uno destinado para el Poder Legislativo y otro para el Poder Judicial. Estos dos últimos, inutilizados. Por cierto, la potencia de la señal televisiva del Sistema es ligeramente inferior a la concesionada a la Universidad de Guadalajara con su canal 44. Por otra parte, el Sistema administra en radio tres frecuencias moduladas (FM) y dos de amplitud modulada, cubriendo la zona metropolitana de Guadalajara, Ciudad Guzmán y Puerto Vallarta.

El Sistema no es gubernamental, y si es de Estado, lo es porque pertenece a todos y está subordinado a todos, no a unos, aunque sean sus administradores.

La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), define a los medios públicos como “medios hechos, financiados y controlados por el público, para el público. No son comerciales ni de propiedad gubernamental, son libres de la interferencia política y la presión a partir las fuerzas comerciales.”

“A través de los medios públicos”, continúa la UNESCO, “los ciudadanos son informados, educados y también entretenidos. Cuando garantizada con pluralismo, diversidad, independencia editorial, financiación apropiada, rendición de cuentas y transparencia, la radiodifusión de servicio público (RSP) puede servir como una piedra angular de la democracia.”

En días pasados, a través de promociones del Sistema, nos enteramos que había firmado un Convenio con Radio Fórmula, una concesión privada, para retransmitir las producciones y contenidos de los espacios que conducen Joaquín López Dóriga, Carlos Loret de Mola, José Cárdenas y Christian Martinoli.

Sobre ello, es conveniente puntualizar lo siguiente:

  1. El convenio del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión con Radio Fórmula se mantiene en secreto; es desconocido. El Sistema incumple así con la Ley de Transparencia, pues todo convenio es información fundamental, debiendo estar publicado y accesible para todos sin necesidad de una solicitud de información.
  2. Aunque el Director del Sistema está facultado por Ley a firmar convenios, eso no excluye que haya hecho una consulta pública con los propietarios del Sistema: las y los ciudadanos. Si el Poder Ejecutivo cree en el Gobierno Abierto, el cual promueve, debió abrir la propuesta de este convenio a la aprobación de los propietarios del Sistema: las y los jaliscienses.
  3. El Sistema Jalisciense de Radio y Televisión, al incorporar en su oferta de contenidos los producidos por medios comerciales que ya son difundidos en el espectro radiofónico local a través de Radio Fórmula, violenta un principio fundamental de los medios públicos: la pluralidad de voces para la construcción de una sociedad informada. Con esta medida, pues, el Sistema Jalisciense de Radio y Televisión ignora que en Jalisco hay diversidad de voces, de opiniones, de informaciones.
  4. De manera simultánea, al retrasmitir contenidos producidos desde el centro del país, desprecia y ningunea la gran capacidad de producción que existe en Jalisco y con jaliscienses. Los centros de formación de comunicadores, por ejemplo, con esta medida del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión son desplazados y menospreciados, y como medio público, desecha la oportunidad de contribuir en la formación de las y los futuros comunicadores profesionales.
  5. El convenio del Sistema con Radio Fórmula es tan sólo una muestra del mal endémico que padece: el Sistema está secuestrado por el grupo en turno que está y ejerce el poder público.

¿Qué hacer con el Sistema Jalisciense de Radio y Televisión?

Refundarlo y constituirlo como un medio público, devolverlo a sus propietarios y concesionarios originarios: las y los jaliscienses, niños y niñas, jóvenes, adultos mayores, indígenas, mujeres, grupos en situación de vulnerabilidad, voces de ciudadanos y ciudadanas organizados, vecinos y  vecinas.

La situación que padece el Sistema Jalisciense de Radio y Televisión ha rebasado al Poder Ejecutivo, y el Poder Legislativo, en diálogo con las y los ciudadanos, tomar el asunto en sus manos.

Comentario producido y transmitido por Buenos Días Metrópoli, de Notisistema, 22 de diciembre de 2015

Anuncios