PATRIARCA RUSO Y FRANCISCO PAPA (2)Una agenda paralela de la visita de Francisco Papa a México se fragua con la mayor discreción: un encuentro entre el Patriarca Cirilo (o Kirill) de la Iglesia Ortodoxa Rusa con el Obispo de Roma, Patriarca de Occidente, el Papa Francisco.

Sandro Magister, periodista milanés, especialista en asuntos del Vaticano, a través de su blog Chiesa hace cuatro días (26 de enero de 2016) reveló que en “los mismos días que el Papa estará en México, Cirilo estará en Cuba, tras ser invitado personalmente por Raúl Castro en mayo del año pasado, durante una visita a Moscú del presidente cubano.”

Magister recordó que  el presidente cubano tras regresar de Moscú en 2015 se reunió con el Francisco Papa “para hablar con él de su visita a Cuba, programada para septiembre del mismo año. Y, verosímilmente, para explicarle sus coloquios con el patriarca Cirilo y el presidente ruso Vladimir Putin”.

El vaticanólogo italiano refiere que “hace años, incluso decenios, que se habla de un encuentro entre el Papa y el patriarca de Moscú -que gobierna dos tercios de los doscientos millones de ortodoxos del mundo-, imaginando cada vez sedes neutrales como Viena o Budapest. Pero nunca como ahora es realmente posible este encuentro, y en tan breve tiempo; ni siquiera después de que saliera de escena un pontífice ‘imposible’ para los rusos como el polaco Juan Pablo II.”

El sitio noticioso Sputnik News (http://mundo.sputniknews.com) difundió el 25 de diciembre de 2015 que el jefe de Relaciones Internacionales del Patriarcado de Moscú, el metropolitano Ilarión, declaró que “la visita del patriarca (Cirilo) a Cuba en febrero del año que viene será un paso importante para fortalecer las relaciones entre la iglesia rusa y las autoridades cubanas, así como entre nuestros pueblos”. La noticia fue retrasmitida textualmente por el sitio cubano Cuba Debate (http://www.cubadebate.cu).

El 30 de noviembre de 2014, al terminar su gira de tres días por Turquía, en el vuelo de de regreso a Roma, Italia, el periodista Alexey Bukalov le preguntó a Francisco Papa:

Santidad, agradeciéndole todo lo que hace por el mundo ortodoxo, quisiera saber: Después de esta visita y de este extraordinario encuentro con el Patriarca de Constantinopla, ¿qué prospectivas hay de contactos con el Patriarcado de Moscú?

Francisco, se extendió en el tema. Primero contextualizó:

“El mes pasado, con motivo del Sínodo, vino como delegado del Patriarca Kirill, Hilarión. Quiso hablar conmigo, no como delegado al Sínodo, sino como Presidente de la Comisión para el diálogo ortodoxo-católico. Hablamos un poco”.

Luego, comenzó a entrar en detalles:

“Primero me referiré a toda la Ortodoxia, y luego «llegaré» a Moscú. Creo que con la Ortodoxia estamos en camino. Ellos tienen los sacramentos, la sucesión apostólica… estamos en camino. ¿Qué debemos esperar? ¿Que los teólogos se pongan de acuerdo? Nunca llegará ese día, se lo aseguro, soy escéptico. Los teólogos trabajan bien, pero me acuerdo de lo que se contaba sobre lo que Atenágoras había dicho a Pablo VI: «Nosotros vamos adelante solos y metamos a todos los teólogos en una isla, ¡que piensen! Creía que esto no era cierto, pero Bartolomé me ha dicho: «No, es verdad, lo dijo así». No se puede esperar: la unidad es un camino, un camino que se debe hacer, que se debe hacer juntos. Y este es el ecumenismo espiritual: orar juntos, trabajar juntos, tantas obras de caridad, tanto trabajo como hay… Enseñar juntos. Ir adelante juntos. Este es el ecumenismo espiritual. Luego está el ecumenismo de la sangre, cuando matan a los cristianos; tenemos tantos mártires, empezando por los de Uganda, canonizados hace 50 años: la mitad eran anglicanos, otra mitad católicos; pero aquellos [que los mataron] no decían: «Tú eres católico… Tú eres anglicano…». No: «Tú eres cristiano», y la sangre se mezcla. Este es el ecumenismo de la sangre. Nuestros mártires nos están gritando: «¡Somos uno! Ya tenemos la unidad, en el espíritu y también en la sangre». No sé si he contado aquí aquella anécdota de Hamburgo, el párroco de Hamburgo… ¿La he contado? Cuando yo estaba en Alemania tuve que ir a Hamburgo para hacer un bautismo. Y el párroco llevaba la causa de canonización de un sacerdote que había sido guillotinado por los nazis porque daba catequesis a los niños. A un cierto punto, al hacer ese estudio, descubrió que detrás de él, había un ministro luterano en la lista detrás de él, condenado a la guillotina por la misma razón. La sangre de los dos se había mezclado. Y este párroco fue al obispo y le dijo: «Yo no sigo con esta causa sólo para el sacerdote: o por los dos o por ninguno». Este es el ecumenismo de la sangre, que nos ayuda mucho, nos dice mucho. Y creo que debemos ir con valentía por este camino. Sí, compartir cátedras universitarias, ya se hace, pero adelante, vamos…”

Y entró en materia, la referente a la Iglesia Ortodoxa de Moscú, la Rusa, descartando el empleo de la palabra con que se ha distinguido a las Iglesias Ortodoxas Rusas y Ortodoxas Católicas, al referirse al “uniatismo”, con el que se califican a las Catlólicas Orientales Ortodoxas:

“Voy a decir una cosa que tal vez alguno no puede entender, pero … Las Iglesias orientales católicas tienen derecho a existir, es cierto. Pero uniatismo es una palabra de otra época. Hoy no se puede hablar así. Se debe encontrar otra vía.”

Y luego entró al punto a que llevaba la pregunta:

“Ahora, ‘aterricemos’ en Moscú. Con el Patriarca Kirill… le he hecho saber, y él también está de acuerdo, el deseo de encontrarnos. Le dije: «Yo voy donde quiera. Usted me llama y yo voy»; y también él tenía el mismo deseo. Pero en los últimos tiempos, con el problema de la guerra, el pobre hombre tiene tantos problemas allí, que el viaje y el encuentro con el Papa han pasado a segundo plano. Pero ambos queremos encontrarnos y queremos seguir adelante. Hilarión ha propuesto, para una reunión de estudio que tiene esta Comisión, en la que preside la delegación de la Iglesia ortodoxa rusa, profundizar la cuestión del Primado, porque hay que seguir adelante con aquella petición de Juan Pablo II: ‘Ayúdenme a encontrar una forma de Primado en la que podamos estar de acuerdo’. Esto es lo que puedo decirle.”

 

 

Anuncios