San Juan de los Lagos tiene nuevo obispo. Jorge Alberto Cavazos Arizpe, procedente de Monterrey, Nuevo León, sucederá en esa diócesis alteña de Jalisco a Felipe Salazar Villagrana, originario de Amatlán de Cañas, Nayarit, luego de que el Papa Francisco le aceptó su renuncia al cumplir sus 75 años de edad.

Cavazos Arizpe cumplirá 54 años el próximo 31 de julio. Nació en Monterrey, Nuevo León, y fue formado ahí en filosofía por el ahora obispo de La Paz, Baja California Sur, Miguel Ángel Alba Díaz, quien fuera entonces rector del Seminario de la arquidiócesis regiomontana. Sus estudios teológicos los hizo en la Universidad Pontificia de México (UPM) donde obtuvo el título de bachiller en teología y la Licenciatura en Teología Moral, de 1984 a 1989. Al terminar sus estudios, el 31 de mayo de 1989 fue ordenado sacerdote para la Arquidiócesis de Monterrey.

A su regreso a Monterrey, se incorporó  como director espiritual del Seminario donde surgió, primero en el Curso Introductorio, donde están los jóvenes que están por ingresar a sus estudios superiores en filosofía de 1989 a 1993; luego fue director espiritual en el Instituto de Filosofía y maestro de Teología Moral de 1993 a 1999, y en seguida director espiritual de los estudiantes de teología durante tres años, de 1999 a 2002.

Para 2002 fue nombrado párroco de la parroquia de Jesús el Buen Pastor, en Monterrey desde 2002 hasta 2009, cuando el Papa Benedicto XVI lo nombró obispo auxiliar de Monterrey el 7 de enero de ese año, y recibiendo la consagración episcopal el 26 de marzo de 2009.

Como párroco continuó siendo maestro de Teología Moral del Seminario hasta 2008, pero combinó sus funciones como encargado de la formación intelectual del clero regiomontano y de la provincia Noreste de México, que integra además de Monterrey, las diócesis de Ciudad Valles, San Luis Potosí; Ciudad Victoria , Matamoros, Nuevo Laredo y Tampico, en Tamaulipas; así como Lineares en Nuevo León y Saltillo, Coahuila.

 

Camino en el Episcopado y mentor

Quien lo promovió al episcopado fue el hoy arzobispo de Guadalajara, José Francisco Cardenal Robles Ortega, entonces arzobispo de Monterrey de 2003 a 2011, consagrándolo como tal en compañía del nuncio apostólico en México Christophe Louis Yves Georges Pierre, y quien fuera su formador en el Seminario, Miguel Ángel Alba Díaz.

La cercanía a Robles Ortega lo llevó a ser el Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Monterrey del 7 de febrero al 5 de diciembre de 2012 cuando quedó vacante al ser trasladado Robles Ortega  a Guadalajara; e incluso fue Administrador Apostólico de la diócesis de Nuevo Laredo del 29 de julio de 2015 al 13 de enero de 2016, al quedar vacante esa diócesis luego de que Gustavo Rodríguez Vega fuera trasladado por el Papa Francisco a Yucatán y convertirse arzobispo de esa demarcación eclesiástica.

Como obispo, en el Episcopado Mexicano, es  miembro del Consejo Permanente por la Provincia de Monterey, integrante de la Comisión Episcopal para la Universidad Pontificia de México, responsable de la Dimensión Pastoral Laboral y miembro del Equipo Episcopal de la Dimensión Justicia, Paz, Reconciliación, Fe y Política.

El joven obispo, para el promedio de los que integran el Episcopado Mexicano, estuvo al lado derecho del Papa Francisco a México el 17 de febrero pasado en Ciudad Juárez, Chihuahua, durante su encuentro con el mundo del trabajo.

 

San Juan de los Lagos y Guadalajara

SAN JUAN DE LOS LAGOSCavazos Arizpe llega a la diócesis de San Juan de los Lagos, Jalisco, la “Joya del Occidente” por su Basílica donde se venera a Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, con miles de peregrinos cada año. Será su sexto obispo. La diócesis alteña fue erigida como tal el 25 de marzo de 1972, desprendiéndose del territorio de la Arquidiócesis de Guadalajara.

El primero obispo de esa diócesis fue Francisco Javier Nuño y Guerrero hasta 1983. Nuño y Guerrero, del clero de Guadalajara, fue obispo coadjutor (con derecho a sucesión) de Zacatecas durante cinco meses en 1951, cuando en diciembre de ese año asumió la titularidad del lugar donde estuvo hasta diciembre de 1954, cuando sorpresivamente fue nombrado Arzobispo Coadjutor de Guadalajara, donde gobernaba como titular José Garibi Rivera, provocando especulaciones sobre la permanencia del entonces Arzobispo tapatío.

El Arzobispo y ya cardenal José Garibi Rivera dejó la titularidad de Guadalajara en 1969, y Francisco Javier Nuño y Guerrero no lo sucedió en el cargo, sino para ello fue designado José Salazar López en febrero de 1970.

En tanto, el Arzobispo Coadjutor, con la creación de la nueva diócesis de San Juan de los Lagos, fue nombrado su primer obispo, y el título de arzobispo quedó como “personal”.

A San Juan de los Lagos le su siguieron otros obispos:  José López Lara, originario de Moroleón, Guanajuato, procedente de la Arquidiócesis de Morelia, Michoacán, de 1981 a 1987, y después obispos formados como sacerdotes en el Seminario de Guadalajara: José Trinidad Sepúlveda Ruiz-Velazco (1988-1999), Javier Navarro Rodríguez (1999-2007) y Felipe Salazar Villagrana (2008-2016)

San Juan de los Lagos, de acuerdo a cifras del Vaticano, tiene una población de un millón 227 mil habitantes, de los cuales un millón 96 mil se profesan católicos. Tiene 287 sacerdotes diocesanos y 16 religiosos en 80 parroquias y centros de formación (seminarios); además, 425 religiosas en casas de asistencia social y colegios, y 113 religiosos no sacerdotes.

 

En la lista de próximos eméritos

Luego del nombramiento de Cavazos Arizpe como obispo de San Juan de los Lagos, tras la renuncia por límite de edad de Salazar Villagrana, están en espera de sucesor el cardenal Alberto Suárez Inda (77 años), arzobispo de Morelia, Michoacán; José Ulises Macía Salcedo (75.4 años), arzobispo de Hermosillo, Sonora; Rafael Romo Muñoz  (75.3 años), arzobispo de Tijuana, Baja California; José Luis Chavez Botello (75.1 años), arzobispo de Oaxaca, Oaxaca. En tanto, Felipe Arizmendi Esquivel, obispo de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, con 75.9 años de edad, está a la espera de que el Papa Francisco le acepte su renuncia y Enrique Díaz Díaz, asuma el cargo pues su obispo auxiliar con carácter de coadjutor. En tanto, sin necesidad de sucesor, pues es obispo auxiliar, está Rogelio Esquivel Medina, auxiliar de la Ciudad de México, con 75.4 años de edad y en espera de que el Papa le acepte su renuncia.

Por lo que toca a la Arquidiócesis de Guadalajara, con un solo obispo auxiliar, el próximo 24 de junio cumplirá 75 años de edad el obispo Juan Humberto Rodríguez Valencia.

Anuncios