Panama Papers es una puerta de entrada desde archivos de un particular a diversos asuntos de interés público. La información contenida en los 11.5 millones de documentos a los que tuvieron acceso 376 periodistas de 109 medios de comunicación en 79 países requirieron colaborativamente procesarla, sistematizarla, verificarla, entrelazarla, contextualizarla y difundirla desde la mirada periodística, es decir, sentido de interés público. ¿Y en Jalisco?
A escala nacional, el próximo 5 de mayo entrará en operación la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública; en Jalisco, desde el 20 de diciembre pasado entró en vigor la Ley local, armonizada con la General. Con estas normas no sólo se obligan a poner a disposición pública información, sino garantizar acceso y disposición de documentos o cualquier tipo de soporte en la que se contiene. Si a esto le sumamos que la información deberá estar en formatos abiertos, la consulta deberá facilitarse.
Las Leyes de Transparencia son una llave para quien quiera disponer y acceder a los #JaliscoPapers, no desde la puerta de un particular, sino desde las instituciones públicas que pueden llevarlo a los particulares que interactúan con los agentes públicos.
Comparas, licitaciones, concesiones, pagos, etcétera; la información y los soportes en que se contiene es y son públicos, pero se requiere la atención necesaria, tiempo y apoyo requerido, para identificarla, sistematizarla, contrastarla, entrelazarla y contextualizarla desde la mirada periodística. Hay mucho, demasiado, diría, en ocasiones desaprovechada.
De 2007 a 2013 estuvieron a disposición pública, digitalizados, sin necesidad de solicitarlos, todos los soportes documentales sobre cada cheque expedido por el Ejecutivo. Miles de #JaliscoPapers, los que el Ejecutivo digitaliza permanentemente y entrega a la Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ) para su fiscalización. ¡Hasta los tickets de súper digitalizados se podían consultar! Muchos sujetos fiscalizables, por el cúmulo de documentos y la capacidad tecnológica que tienen, hacen lo mismo.
Los #JaliscoPapers que se mantienen públicos en el Ejecutivo son los contratos digitalizados. Ver: Contraros.
Pero la puerta a soportes documentales sobre pagos (cheques) la cerraron sin una explicación. Y cuando algo no se explica, es porque algo se quiere ocultar.

Anuncios