Lo que ve y conoce se puede atender. En la corrupción, sólo si se visibiliza, podrá ser sujeta de combate. Para ello, habrá que establecer mecanismos eficientes y eficaces que involucren a las partes, desde la disposición de información pública, la denuncia, la investigación y la aplicación de la responsabilidad resultante. Aquí unos elementos para no perder de vista en el debate que se tiene en el Senado sobre el Sistema Nacional Anticorrupción.

  1. El 2 de diciembre de 2012 se firmó el Pacto por México, que incluye Acuerdos para la Transparencia, Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción.
  2. El 7 de febrero de 2014 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) las reformas constitucionales en materia de transparencia y acceso a la información, el 4 de mayo re 2015 se publicó la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información, 8 entidades, entre ellas Jalisco, ya armonizaron sus leyes a dichas disposiciones y el pasado jueves 21 de abril, el Congreso de la Unión creó la Ley Federal en la material.
  3. El 27 de mayo de 2015 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto que sienta las bases constitucionales para el Sistema Nacional Anticorrupción.
  4. El 6 de abril, ciudadanos entregaron al Senado la iniciativa ciudadana de para una Ley General de Responsabilidades Administrativas, llamada “Iniciativa 3de3”, y que es más que la triple declaración de intereses, patrimonial y fiscal. Es una propuesta sistémica de combate a la corrupción, en la que participan todos y todas.

Como antecedente, México se adhirió, aceptó y ratificó desde 1997 la Convención Interamericana contra la Corrupción, como parte de la Organización de Estados Americanos.

Mientras en el Senado el PRI se opone a un sistema de recompensas a quien denuncie fehacientemente actos de corrupción, distrayendo y bloqueando el fondo del problema, en Jalisco, único a escala nacional y federal, no se pueden reservar carpetas de investigación sobre actos de corrupción (Artículo 17, numeral 1, II, de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información del Estado de Jalisco y sus Municipios).

Falta más, sí. Hay que ser creativos y arriesgados frente al cáncer que carcome: la corrupción.

 

Anuncios