En diciembre de 2015 ya estaban las ternas de sacerdotes candidatos a obispos de Guadalajara. Pero la promoción se detuvo y Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara se quedó un año más con un auxiliar. Guadalajara, otrora proveedora de obispos en México está relegada: ni obispos para ella ni para otras diócesis.

A partir de Pío XII, cuando comenzó la “reconstrucción de la Iglesia Católica en México” tras la Reforma en el Siglo XIX y la llamada Cristiada como punto emblemático en el primer tercio del Siglo XX, Guadalajara se erigió como la principal proveedora de obispos en México surgidos de su Presbiterio: 9 surgieron con Pío XII, 6 con Juan XXIII, 8 con Pablo VI, 13 con Juan Pablo II y 4 con Benedicto XVI. Y con Francisco, van 0.

Los obispos surgen por la promoción que hace el obispo titular de entre sus sacerdotes. Con Francisco Orozco y Jiménez surgieron 6 (0.26 por año de gobierno pastoral), con José Garibi Rivera 17 (0.51 por año), con José Salazar López 7 (0.41 por año), con Juan Jesús Posadas Ocampo 4 (0.66 por año), con Juan Sandoval Íñiguez 11 (0.62 por año). Y con Francisco Robles Ortega, van 0.

Ahora, a la cabeza como proveedora de obispos en México bajo el pontificado de Francisco está Monterrey: De 2013 a la fecha, de la arquidiócesis regiomontana han surgido 5 obispos; de Puebla, San Juan de los Lagos y Morelia, 2 respectivamente; y uno de cada una de las siguientes demarcaciones eclesiásticas: Irapuato, León, México, Querétaro, Tlaxcala, Tuxpan, Tuxtla Gutiérrez, Zamora, Huejutla y Mexicali.

¿Guadalajara dejó de ser bastión episcopal para Roma y/o el resto del Episcopado Mexicano? ¿Francisco Robles no ve “materia prima” en el presbiterio tapatío?, o ¿la “aduana de Tlaquepaque” aún  hace sentir su peso en la Congregación de Obispos en Roma (donde se “cocinan” los obispos), bloqueando a los propuestos por su sucesor Francisco Robles?, o ¿Robles Ortega, en sintonía con Francisco Papa deja que ahora surjan de las diócesis “periféricas”? Aunque Monterrey, Puebla y Morelia no son nada periféricas.

Mientras Guadalajara se ha quedado con un solo obispo auxiliar (que ya superó el límite de 75 años de edad para su dimisión), hay cuatro demarcaciones en México vacantes: Acapulco, Matehuala (San Luis Potosí), Tarahumara y Tlaxcala; y a punto de quedar vacantes pues sus titulares ya superaron el límite de edad: San Cristóbal de las Casas, Oaxaca, Torreón, Irapuato, Mixes (Oaxaca), Veracruz.

Anuncios