La semana pasada se instaló la Comisión Interinstitucional para Implementar el Sistema Anticorrupción del Estado de Jalisco y el próximo miércoles tendrá su primera sesión de trabajo con la finalidad de construir mediante consensos entre poderes, organismos autónomos y miembros de la sociedad, un marco jurídico e institucional armonizado con el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), y atender las necesidades específicas de Jalisco y sus municipios, de tal suerte que el SNA no sea un corsé, un limitante, un tope, para lo que Jalisco requiere y le urge.

Cuando comenzaron las leyes de transparencia se promocionaron como herramienta que inhibiría la corrupción. Quince años y esto no ha sucedido: calificaciones altas, aplaudibles sobre transparencia, pero en corrupción reprobados y reprobables. Los resultados son inversos.

¿Qué ha sucedido? ¿Por qué transparencia y reducción de la corrupción no van a la par?

Sin reducirlo a un solo factor, pues tanto la transparencia y el combate a la corrupción son multifactoriales, estimo que hay un elemento clave desde la transparencia que puede abonar a combatir la corrupción (al corrupto y al corruptor): qué información es la que se transparenta y se pone a disposición pública; cómo y cuándo está disponible para todos.

En quince años de “leyes de transparencia” la preocupación desde dentro de los sujetos obligados es publicar lo que dice la ley, y para ello generan información para la “ley”, ignorando un principio básico de la transparencia: que la información sea con la que tomaron, toman y tomarán decisiones, así como sus procesos de toma de decisión. En tanto, los organismos garantes han reforzado lo anterior, y organizaciones ciudadanas “evaluadoras” de transparencia han hecho lo propio quedándose en las formas, en poner y poner información, sin verificar que la información sea, además de veraz y completa, aquella con la que se toman decisiones al interior y exterior de los sujetos obligados.

¿Imagina usted que los órganos de control interno y fiscalizadores realizaran su función con base en lo publicado en los portales o sitios de transparencia de los sujetos obligados y no con la información que éstos envían cuando son fiscalizados?

Alinear información de transparencia y aquella con la que se fiscaliza evitaría “dobles transparencias”, dobles contabilidades, dobles nóminas, dobles finanzas, dobles presupuestos, dobles ingresos…

Anuncios