El próximo domingo 26 de marzo vence el plazo para que el Congreso local realice la reforma constitucional “complementaria” del Sistema Anticorrupción del Estado (http://bit.ly/2hH9H85), y el 18 de julio, es la fecha límite para que esté armonizado todo el marco legal secundario local en la misma materia (http://bit.ly/2fT842t). Para ello, se creó e instaló con retraso (un mes después: http://bit.ly/2n3VwuZ) una Comisión Interinstitucional para la Implementación del Sistema Anticorrupción del Estado de Jalisco (Apuntes, Milenio Jalisco 12/12/2016. http://bit.ly/2nAp3Og).

En noviembre de 2016 los diputados locales, con base en la Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción, se quedaron a medias no sólo en armonizar la Constitución local con la Federal, sino que olvidaron elementos claves que ahora tienen que atender: está en el limbo desde la Constitución la presidencia del Comité Coordinador del Sistema y la inclusión-participación de los municipios, que a escala nacional se dejó para que cada estado lo resolviera con base en sus circunstancias.

La coordinación de los trabajos para la reforma “complementaria” y la propuesta de leyes secundarias han sido conducidas por la Contralora María Teresa Brito Serano; tarea no menor y mucho menos sencilla, pues el andamiaje del sistema deberá poner las bases, nuevas funciones e interoperabilidad con un Sistema Nacional, articulando desde el Estado a municipios, entrar al fondo de la Contraloría del Estado y demás órganos de control interno en Jalisco; además, adecuar la Auditoría Superior del Estado, “refundar” el Tribunal de lo Administrativo, instrumentar la Fiscalía Anticorrupción y configurar un Comité de Participación Ciudadana para que presida el Comité Coordinador del Sistema.

La construcción del andamiaje legal e institucional tiene su grado de complejidad y será clave para la operación del Sistema Anticorrupción Estatal; pero lo más delicado será qué proceso de selección propongan para integrar a quienes operarán dicho Sistema, pues de ello dependerá quién será el fiscal anticorrupción, el auditor superior, los integrantes del Comité de Participación Ciudadana y si se aprovecha el momento para purgar el Tribunal de lo Administrativo.

Por lo pronto, esta semana veremos hasta dónde se quiere llegar y qué tan en serio va en Jalisco la construcción de un Sistema Anticorrupción del Estado.

Anuncios